El Boyero de Berna

Origen: Suiza

Este perro descendiente de los primeros molosos suizos es, según afirman, el boyero más popular de Suiza y fuera del país el más conocido junto al popular San Bernardo. El término Boyero (el que guarda los bueyes, el establo) lo diferencia del ovejero; (guardián de ovejas) es este un perro de más carácter capaz de guiar tanto a una oveja como a ganado mayor, siendo muy ágil y "disuasivo", sabe en donde morder para que le hagan caso. Ojo esto no lo hace para nada un perro agresivo, si un buen trabajador.

Características Generales: Es un perro muy rústico, muy resistente al frío. De aspecto macizo y de constitución fuerte. Excelente guardián y muy inteligente. Muy adaptable a zonas montañosas. Existen dos Boyeros similares al Bernés y del mismo origen, el Boyero de Entlebuch y el Boyero de Appenzell, los tres comparten el característico pelaje tricolor: negro, fuego y blanco; siendo el Bernés de pelaje más largo y, a mi gusto, el más bonito.

Altura: Machos entre 64 y 70 cm. Hembras, 58 a 66 cm.

Peso: Entre los 40 y 44 kg.

Cabeza: Cráneo redondeado y plano con un stop marcado. Hocico cuadrado y fuerte con una nariz de buen tamaño, con fosas negras y bien abiertas denotando una buena capacidad pulmonar. Ojos de expresión vivaz y color miel. Orejas de inserción tirando a alta, péndulas de tamaño medio y cubiertas de pelo.

Cuello: De tamaño medio a corto , cilíndrico y bien musculado

Tronco: Proporcionado de constitución maciza. Tiene una buena profundidad en cuanto al pecho, en ventral se va aguzando hacia caudal sin llegar a tener un vientre agalgado. La línea dorsal es recta con lomo corto finalizando con una leve inclinación hacia la región caudal. La cola es de inserción media, de tamaño mediano y de caída recta (no se enrosca).

Pelaje: Tupido largo y brillante. Sus tres colores característicos y ya mencionados se distribuyen con preponderancia del negro. El blanco se da principalmente en una lista que baja de la cabeza al morro, en el pecho y en los pies y punta de la cola. El fuego, por arriba de los ojos, mejillas entrepiernas y extremos.

Consideraciones finales: Es una raza muy buena y de suma utilidad para toda persona que tenga campo. Para la ciudad el Bernés es un animal muy bonito. Recomendable.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.